Gane un Rolex en Watchmaster.com
Resultados de la busqueda
Buscando...
No se encontraron resultados

Comparación de productos

La Oscuridad ha pasado a ser una expresión relativa. Incluso hablamos de la fuerte contaminación lumínica en nuestro entorno.  

Pero en el siglo pasado la realidad era diferente y necesitábamos relojes que nos mostraran la hora incluso en condiciones de luz y visibilidad difíciles. Desde principios del siglo XX, las ventajas y desventajas de los distintos métodos químicos han determinado la forma en que los materiales luminosos pueden aplicarse a los relojes.

 

ROLEX DEEPSEA 116660

 

  • De masas radiactivas a masas luminosas y persistentes

 

Al principio de esta evolución se produjo el descubrimiento de la radiactividad por Marie y Pierre Curie y la observación de que las sales metálicas (uranio purificado) tienen una radiactividad mucho menor que el mineral de uranio. 

En 1898 se descubrió el radio y se supo que tenía propiedades autoluminosas. Guido Panerai, pionero italiano en el campo de la óptica y los relojes, fue el primero en patentar un fósforo llamado "Radiomir" en 1914. La energía producida por la descomposición radioactiva del bromuro de radio fue estimulada por el sulfuro de zinc, haciendo que la sustancia fluorescente brille permanentemente. Dado que el radio tiene una vida media de 1.622 años, esto significa un efecto luminoso relativamente eterno que no requiere "carga".  

Tras la Primera Guerra Mundial el reloj de pulsera ya había ganado aceptación, lo que también aseguró una gran demanda de relojes independientes de la luz que pudieran utilizarse para los procesos más precisos de la guerra moderna. Este invento fue un gran éxito para Panerai. Por lo tanto, una serie de relojes lleva el nombre de la sustancia fluorescente. Incluso hoy en día se puede comprar un Panerai Radiomir. Pero sin radio.

 

PANERAI RADIOMIR MANUAL PAM00210

 

Los relojes eran relativamente seguros para sus usuarios, ya que la radiación emitida por el radio en el aire era de sólo unos pocos centímetros y ya estaba interceptada por la propia caja del reloj.

Sin embargo, esto no se aplicó a los empleados de los talleres que trabajaban en el reloj abierto y que entraban en contacto, principalmente, con el material luminoso.

Las Radium Girls ganaron una triste fama en este sentido. Eran trabajadores que utilizaban grandes cantidades de radio humedeciendo sus pinceles y aplicando la sustancia luminosa en las manecillas y los números. Este procedimiento causó cáncer en la mandíbula y la garganta. Durante mucho tiempo, la gente no era consciente de la nocividad de los rayos radioactivos, por lo que el radio se utilizó inicialmente también con fines cosméticos y médicos.

Por ello, a partir de los años sesenta se utilizó una nueva sustancia: el isótopo tritio de hidrógeno. 

Aunque el tritio también tiene emisores beta radioactivos, son mucho más pequeños que los del radio. Hasta los años noventa, el tritio era el sustituto de las masas luminosas que contenían radio. Sin embargo, aún había voces críticas, ya que seguía habiendo emisiones radiactivas. Otro desarrollo fue el GTLS Tritium H3, tubos de vidrio llenos de gas tritio, que redujo aún más la permeabilidad del tritio. Un verdadero cambio de paradigma fue el desarrollo de Luminova y Superluminova por parte de una empresa conjunta suizo-japonesa entre Nemoto&Co. Ltd. y RC Tritec Ltd. 

En este proceso, los electrones en los pigmentos relevantes se elevan a un nivel de energía más alto a través del contacto con luz artificial o luz natural.  

Cuanto más completa sea la estimulación, más brillante será el brillo posterior.  

A diferencia del tritio, que tiene una vida media de unos 16 años, este efecto es permanente con el recubrimiento de Luminova o SuperLuminova y sólo desaparece de forma insignificante. Sin embargo, como se trata de un proceso de carga y descarga, la luminosidad disminuye con el tiempo y tiene que ser recargada por la luz. 

Al final, el uso de estas fotoluminiscencias también prevaleció debido a las estrictas regulaciones sobre el uso y la eliminación de material radiactivo por razones de costo y seguridad.   En los años noventa, el uso del tritio en la relojería se detuvo por completo.
 
ROLEX SUBMARINER 116610 LN

 

  • En la discusión

 

A pesar de que el desarrollo y el avance de Luminova encontró una manera de utilizar materiales luminosos inofensivos en los relojes, las discusiones sobre las ventajas y desventajas en comparación con los relojes de tritio todavía permanecen. 

La rápida disminución del brillo de los recubrimientos Luminova es una crítica importante para muchos entusiastas de los relojes, además de la susceptibilidad del material a la humedad. Además, todavía no hay valores medidos sobre si los pigmentos del recubrimiento cambian con el tiempo.  

Por el contrario, el tritio tiene una larga vida media, lo que garantiza un alto nivel de luz continua durante este tiempo. 

Esta es una de las razones por las que los materiales luminosos de tritio son versátiles y siguen siendo los preferidos por los militares, los servicios de seguridad o para actividades al aire libre.  

Al igual que las antiguas esferas Rolex, en las que el radio a menudo se desangraba y dejaba puntos prominentes en la esfera, los relojes de la "era del tritio" también tenían un aspecto especial. La aplicación de la capa de pátina y el cambio de color de los índices se establecieron aquí como un ideal de belleza. Este aspecto sigue siendo muy apreciado por los coleccionistas de hoy en día.

 

Con la decisión de los principales fabricantes de relojes de dejar de fabricar relojes de tritio, los modelos de este período también adquieren un valor de rareza.