Gane un Rolex en Watchmaster.com
Resultados de la busqueda
Buscando...
No se encontraron resultados

Comparación de productos

Relojes Chronoswiss

Chronoswiss está especializada en relojes de pulsera mecánicos, pero no es sólo el interior de los relojes que impresiona por su perfección. Chronoswiss ha conseguido crear un aspecto vintage atemporal que desprende puro prestigio junto a una elegancia de estilo.  Más

Chronoswiss
Vende tu Chronoswiss

Vende tu Reloj a través de Watchmaster y consigue hasta un 50% más que la media de mercado.

Vender mi reloj
Descubre los modelos Chronoswiss

Compre relojes Chronoswiss nuevos, antiguos y de segunda mano


Comprar y financiar su Chronoswiss en Watchmaster


En Watchmaster tiene varias opciones para financiar un reloj Chronoswiss, ya sea nuevo, certificado, de segunda mano o de época. Pague fácilmente con tarjeta de crédito o elija el pago a plazos. Por supuesto, también se puede pagar a través de PayPal con un solo clic. Nuestro servicio de atención al cliente estará encantado de asesorarle personalmente para encontrar el mejor método de financiación para usted.


Reloj Chronoswiss Opus CH 7523 S con correa de piel negra
CHRONOSWISS OPUS CH 7523 S


Las series más populares



  • Un reloj especial es el Chronoswiss Delphis. Combina tres tipos de indicación diferentes en una sola esfera, lo que confiere al reloj un aspecto inconfundible. Los segundos se muestran de forma analógica, los minutos retrógrados y las horas digitales.

  • El clásico Chronoswiss Regulateur es el buque insignia de la marca y probablemente su modelo más popular. Su diseño sencillo hace que el reloj sea perfecto para llevarlo a diario, pero también va muy bien con un traje. El Regulateur fue el pionero del reloj de pulsera con pantalla reguladora, un estilo que antes sólo se utilizaba para los relojes de péndulo de precisión. El diseño se hizo rápidamente tan popular que muchas otras marcas copiaron la idea.

  • Si desea algo más especial, el Chronoswiss Opus podría ser la elección correcta: muestra las horas, los minutos, los segundos descentrados y la fecha. Sin embargo, a través de la esfera esqueletizada, también se puede ver el calibre Cal. C.741 en el interior del reloj. Por tanto, parece más una obra de arte que un objeto funcional.

  • Otra serie que hace visible el interior del reloj es el Chronoswiss Cabrio. El reloj rectangular se puede girar 180 grados y muestra a su portador la hora o el fondo de la caja, que, mediante el cristal de zafiro transparente, revela el hermoso movimiento.

  • El Chronoswiss Lunar fue diseñado para los observadores de las estrellas y los románticos. El reloj muestra las fases de la luna a las 3 horas. Muchos modelos también tienen totalizadores adicionales a las 6, 9 y 12 horas. Además, esta serie cuenta con un fondo de cristal de zafiro que permite ver el funcionamiento interno del reloj.


5 razones por las que comprar un reloj Chronoswiss



  • Gran valor de reconocimiento
  • Diseño exclusivo "vintage" con tecnología innovadora
  • Máxima precisión de fabricación y exactitud
  • Los modelos más baratos son perfectos para los novatos
  • Relojes de prestigio por sus materiales de alta calidad


    Reloj Chronoswiss Tora CH7423 con movimiento automático y esfera plateada
    CHRONOSWISS TORA CH7423


    Precios de un reloj Chronoswiss de segunda mano


    Los precios de un reloj Chronoswiss de segunda mano varían en función del modelo. Los modelos usados más económicos están disponibles a partir de 1.500 €, mientras que las ediciones especiales más antiguas y raras pueden alcanzar fácilmente los 6.000 €. En comparación con otros relojes de lujo, la inversión en un reloj Chronoswiss sigue siendo bastante asequible, lo que hace que la marca sea especialmente popular entre los nuevos aficionados.


    Modelos populares de Chronoswiss



    • El Delphis CH1423BK es un modelo muy sencillo con esfera blanca y correa de cuero marrón, sin embargo, llama la atención por su especial indicación de la hora. De segunda mano, ya está disponible por un precio de alrededor de 2.700 €, por lo que es una verdadera joya a un precio razonable.

    • El Regulateur CH1223 viene con una hermosa esfera blanca, una caja de acero inoxidable plateada y una correa de cuero negro. Además, para darle un toque especial, se ha dotado de agujas azules que lo convierten en un verdadero espectáculo.

    • El Opus CH7521SR tiene una caja de oro y un mecanismo del mismo color, que se puede ver fácilmente a través de la esfera abierta y esquelética. La correa de cuero marrón confiere al reloj un exclusivo diseño vintage.

    • El Cabrio CH2673 está equipado con una sencilla caja de acero inoxidable que se puede girar 180 grados y ofrece una visión del calibre automático a través del cristal de zafiro del fondo. La esfera es dorada y confiere al reloj un aspecto especialmente elegante. A pesar de su diseño sencillo, la forma rectangular del reloj es llamativa, perfecta para los amantes de la extravagancia.

    • A juego con los colores de un cielo estrellado, el Lunar CH7523L tiene detalles en azul y amarillo. La correa de cuero azul hace que el reloj sea una pieza muy llamativa. Las subesferas de la esfera plateada casi parecen estrellas en el cielo, impresión que también se ve reforzada por la imagen del cielo nocturno a las 3 horas. Se puede adquirir un Chronoswiss Lunar de segunda mano, que seguramente causará impresión en su muñeca, a un precio razonable que es de alrededor de 2.900 €.


    Reloj Chronoswiss Kairos CH7522K con esfera plateada y correa de piel negra
    CHRONOSWISS KAIROS CH7522K


    La historia de la marca


    A diferencia de muchos fabricantes de relojes muy antiguos, Chronoswiss es una empresa relativamente joven pero ya muy conocida. En 1983, el relojero alemán Gerd.-R. Lang fundó una empresa de fabricación de relojes en Múnich, tras finalizar su aprendizaje como maestro relojero en su ciudad natal, Braunschweig. La empresa se especializó rápidamente en relojes mecánicos de pulsera y de bolsillo de alta calidad. Al principio, el fabricante producía principalmente relojes y piezas sueltas para otras empresas, pero esto pronto cambió.

    El primer gran éxito llegó en 1987 con el lanzamiento del Chronoswiss Régulateur, el primer reloj mecánico de cuerda manual de la empresa. Este modelo ya contaba con el diseño típico de la marca, por el que Chronoswiss sigue siendo conocida hoy en día: una caja con bisel acanalado y atornillado, una corona en forma de cebolla y asas también atornilladas. El reloj estaba equipado con una esfera reguladora y estaba diseñado siguiendo el ejemplo de los antiguos relojes de péndulo de precisión. Como su nombre indica, la marca de relojes alemana trabajó inicialmente con movimientos suizos como los de la marca ETA. Pero con el tiempo también se desarrollaron dos calibres propios.

    En 1988, se publicó el primer catálogo con las series propias de la empresa, incluyendo, por supuesto, el exitoso modelo Régulateur, pero también nuevos modelos como el Chronoswiss Pacific. Este catálogo marcó también la primera aparición de Chronoswiss en la legendaria feria de relojes de Basilea. La empresa tuvo tanto éxito que, a partir de 1990, comenzó a producir exclusivamente sus propios modelos. En ese año también apareció el Chronoswiss Régulateur Automatique, el primer reloj automático de la marca con su propio calibre C.122.


    Reloj Chronoswiss Lunar CH9343 con esfera blanca y correa de piel negra
    CHRONOSWISS LUNAR CH9343 


    En los años siguientes, el fabricante desarrolló numerosos modelos nuevos, como el reloj de pulsera reversible Cabrio o el Lunar Chronograph, un cronógrafo automático con indicación de las fases lunares. Un lanzamiento de producto realmente exitoso fue el Delphis en 1996. Esta serie combina la tecnología analógica, digital y retrógrada en un único sistema. Sus diseños excepcionales y perfectamente redondeados, unidos a una precisión absoluta, conquistaron a los entusiastas de la relojería de todo el mundo y convirtieron rápidamente estos relojes en codiciadas piezas de coleccionista.

    La demanda creció tan rápidamente que Chronoswiss abrió otra sucursal en Bellport, Long Island (EE.UU.) ya en 1998. En 2002, se añadió otra sede en Suiza y en los años siguientes se establecieron numerosas fábricas en Alemania. El reloj alemán con el toque suizo dio la vuelta al mundo y ahora se puede encontrar en más de 40 países.

    En 2014, se abrieron las puertas de la House of Chronoswiss en Lucerna. La instalación está diseñada para ayudar a acercar el arte de la relojería a los visitantes. En una visita guiada a la fábrica, los huéspedes tienen la oportunidad de aprender sobre los oficios de la relojería y ver de cerca los pasos de trabajo específicos. Naturalmente, el centro cuenta también con una boutique Chronoswiss, en la que se exponen tanto los últimos modelos como los auténticos clásicos.


    Reloj Chronoswiss Chronometer CH7522CD con esfera plateada y correa de cuero marrón
    CHRONOSWISS CHRONOMETER CH7522CD



    Subscríbete a nuestro boletín