Gane un Rolex en Watchmaster.com
Resultados de la busqueda
Buscando...
No se encontraron resultados

Comparación de productos

Relojes Ebel

La marca suiza de relojes de lujo Ebel es conocida por sus relojes desde 1911, con una gran atención a la estética. Situados en el rango de precios menos elevado, los relojes son hermosos modelos de nivel básico.  Más

Ebel
Vende tu Ebel

Vende tu Reloj a través de Watchmaster y consigue hasta un 50% más que la media de mercado.

Vender mi reloj
Descubre los modelos Ebel

Compre relojes Ebel de segunda mano certificados, nuevos y de época


La forma más rápida de conseguir su reloj de pulsera Ebel


Si está interesado en comprar un reloj Ebel, le ofrecemos la oportunidad de hacerlo aquí y ahora.Como tienda online de relojes de lujo de segunda mano certificados, siempre tenemos modelos Ebel a precios relativamente asequibles. Una vez que haya elegido su reloj, puede pagar cómodamente mediante tarjeta de crédito, PayPal o transferencia bancaria. ¿Desea financiar su reloj Ebel? En este caso tampoco hay problema, simplemente cree su plan de pago individual, fije un depósito de su elección y su nuevo reloj favorito estará de camino a su casa.


Reloj Ebel Classic Hexagon 9305F71


Las colecciones más populares de Ebel


  • La serie más conocida y a la vez quizás la más popular de Ebel es sin duda la colección Wave. Con el icónico diseño curvo de los eslabones del brazalete, esta colección ofrece maravillosos relojes tanto para hombres como para mujeres que están a la altura de cualquier reto en la vida cotidiana.

  • Hacia nuevos horizontes: con un modelo de la colección Ebel Discovery en su muñeca estará preparado para todas las aventuras. Descubra de qué pasta está hecho y elija un modelo atemporal de la colección Discovery.

  • Ebel le ofrece diseños clásicos y deportivos con la colección Sport. Si está buscando un solo reloj para todas las ocasiones, entonces podría estar de suerte con el Sport.

  • La colección Ebel Beluga está dedicada a la fascinante ballena Beluga. Con un modelo de esta colección en su muñeca no podrá evitar irradiar la misma actitud positiva que el raro narval.


Las 5 mejores razones para comprar relojes Ebel


  • Aspecto encantador: Los relojes Ebel nuevos y de segunda mano impresionan por sus elementos de diseño únicos, lo clásico se une a lo místico.

  • Vínculo emocional: La historia de la marca es una historia de amor muy conocida, Ebel es realmente una figura popular.

  • Relojes de lujo de precios más bajo: Comparativamente, Ebel refleja los precios en la gama de entrada del mercado de relojes de lujo.

  • Alto valor de reconocimiento: Las características ópticas distintivas, como el brazalete Classic Wave, hacen que los relojes Ebel destaquen.

  • Accesorio de moda perfecto: Gracias a la apuesta por un diseño perfecto, hay modelos adecuados tanto para trajes como para elegantes vestidos de noche. Y eso no es todo: también podrá encontrar un reloj adecuado para el ocio y el deporte.


Reloj Ebel Wave 1216304


Modelos y precios de los relojes Ebel


Todas las series de Ebel están disponibles en numerosas variaciones, la gran variedad de productos facilita una elección muy individual.

  • Sin duda, uno de los más vendidos es el Wave (ref. 1216204). Este modelo de hombre con caja de acero inoxidable y oro rosa de 40 mm cuenta con el característico brazalete de eslabones Wave, tiene una indicación de la fecha a las tres horas y es resistente al agua hasta 5 bares. Puede adquirir este modelo clásico de segunda mano a partir de 1.750 €.

  • El Sport Classic (ref. 9090124) es un modelo de mujer pequeño de 26,5 mm. La caja de acero inoxidable está engastada con diamantes, la esfera es de nácar blanco y los índices también están formados por diamantes. El cristal de zafiro con revestimiento antirreflectante en el interior garantiza una buena legibilidad. Puede adquirir el Ebel Sport Classic de segunda mano en muy buen estado y totalmente renovado desde 950 €.

  • El Ebel 1911 (ref. 9120L41) es un homenaje a los inicios de la empresa. Los relojes de esta serie se lanzaron en 1986 y se siguen fabricando en la actualidad. Con un diámetro de caja de 40 mm y un movimiento automático certificado por el COSC, el modelo de segunda mano de 2017 cuesta 1.650 €.

  • El Discovery (ref. 1216400) es un modelo de hombre de 41 mm con esfera azul. Las agujas fotoluminiscentes, como los índices de línea, y una resistencia al agua de hasta 10 bares hacen que este todo terreno sea adecuado para los deportes acuáticos. Debido a su anterior propietario, el reloj está disponible en perfecto estado por un módico precio de 950 €.

  • El modelo Brasilia (ref. 9126M52) se sale un poco de la gama por la forma de su caja. Ebel se enorgullece de presentarnos un reloj de hombre con caja rectangular de acero inoxidable brillante. La esfera negra del cronógrafo destaca debido al pulido. Un modelo de 2009 está disponible de segunda mano a partir de 1.580 €.


¿Qué hay que tener en cuenta al comprar un reloj como inversión?


En una época de bajos tipos de interés, es comprensible pensar en inversiones alternativas. Por ello, el mercado de los relojes de lujo certificados de segunda mano es digno de consideración para muchos inversores. Pero antes de comprar un reloj como cobertura económica, hay algunas cosas que debe tener en cuenta. Independientemente de las características técnicas del reloj, su valor de mercado puede variar mucho en función de la oferta y la demanda. Sólo en raras ocasiones se consideran los modelos actuales como inversiones de capital, a menudo son los relojes estrictamente limitados y/o de época los que experimentan un rápido aumento de valor.


Reloj Ebel Wave 1216204 para hombre


Esta circunstancia, sin embargo, juega a favor de la marca Ebel: desde el principio, la empresa se ha centrado en la apariencia singular de sus modelos. Esto ha dado lugar a una sensibilización generalizada hacia los relojes de mujer, ya que el sexo femenino suele conceder tanta importancia a la apariencia de un reloj de pulsera como los hombres. Por lo tanto, las emociones y la conexión personal con el reloj juegan un papel importante en Ebel.


Ebel en la alfombra roja


Como muchas otras marcas, el fabricante suizo Ebel cuenta con una impresionante cartera de embajadores de marca. Entre otros, el famoso actor Charlie Sheen participó en una campaña publicitaria de Ebel ya en 1994. Además de Sheen, Ebel también cuenta con la supermodelo brasileña Gisele Bündchen. Pero eso no es todo. El espíritu internacional de los relojes Ebel ha sido subrayado recientemente por la actriz pakistaní Hareem Farooq, que también promueve los relojes Ebel como embajadora de la marca.


Sobre el amor y los regalos de cumpleaños


La marca de relojes suizos Ebel cuenta con más de 100 años de historia de la empresa. Ebel está a la altura de los grandes representantes de la industria relojera de lujo. Pero, ¿a qué se debe esto? Nos remontamos unos años atrás, más concretamente al año 1875. En un cálido día de verano, el 15 de julio, nace Eugène, el noveno y último hijo del matrimonio Blum. Eugène Blum realizó un aprendizaje comercial y luego su hermanastro le ayudó a conseguir su primer empleo. No muy lejos de la actual sede de la empresa, en La Chaux-de-Fonds, ya dirigía una pequeña fábrica de relojes. Mientras Eugène trabajaba en el negocio de su hermanastro, estableció contactos en Rusia y Turquía, que serían de gran importancia para su posterior independencia.

En 1899 conoció a la francesa Alice Lévy, y sólo tres años después la pareja se casó en París, la ciudad del amor. Gracias a los ricos padres de la novia y a una opulenta dote de 40.000 francos, se abrieron nuevas oportunidades para la joven pareja. Llenos de energía e impulsados por su gran conocimiento de los negocios, Eugène y su esposa decidieron dar el paso hacia el autoempleo. La idea de fabricar y vender sus propios relojes les rondaba por la cabeza desde hacía tiempo, pero antes de conocerse, éste era un sueño tácito de ambos.

Después de muchos trámites que había que aclarar y de duras negociaciones con Jules-Emile Blancpain de Villeret sobre las entregas de los movimientos y las condiciones de pago asociadas, el camino estaba allanado. Había que aclarar una última cosa antes del registro: ¿cómo debería llamarse la nueva marca en el futuro? El matrimonio Blum acordó rápidamente que un acrónimo de ambos nombres, Eugène Blum et Lèvy, debía constituir la base de la marca Ebel.


Reloj Ebel Sportwave 1956K24


La marca se registró entonces el 15 de julio de 1911 en el registro mercantil de la ciudad de La Chaux-de-Fonds. ¿Le resulta familiar el 15 de julio? Sí, es el 36º cumpleaños de Eugène. Sin embargo, no se trata tanto de una coincidencia como de un bonito regalo para sí mismo, teniendo en cuenta el florecimiento de la empresa en los años siguientes.

Desde el principio, Eugène y Alice se centraron en la producción de relojes de pulsera, aunque en aquella época éstos aún no habían llegado del todo a la sociedad. Eugène se dedicaba principalmente a la parte técnica del desarrollo de la marca, mientras Alice se encargaba de los aspectos estéticos de los relojes Ebel. Esto no debía descuidarse, en retrospectiva hasta fue una jugada extremadamente inteligente: paralelamente al establecimiento de los relojes de pulsera para los hombres por parte de los militares, también las damas querían llevar relojes delicados y hermosos. En consecuencia, no sólo la calidad, sino también el diseño y la decoración con una variedad de piedras preciosas de colores ocuparon el primer plano.

Ya un año después de la fundación de la empresa Ebel, los Blum presentaron sus primeros relojes de pulsera. En la exposición nacional de 1914 en Berna lanzaron una amplia colección. En esta exposición impresionaron tanto al público especializado con sus mecanismos ocultos de ajuste manual que fueron premiados con una medalla de oro. La reputación de la joven empresa creció rápidamente en los círculos tanto de relojeros como de clientes. En 1932, el hijo del fundador, Charles Blum, asumió la dirección de la empresa. Bajo su dirección, la red de ventas de la empresa se expandió ampliamente, llegando a Austria, Rusia y España.

En los años 70, cuando la empresa pasó a la siguiente generación, se produjo un considerable repunte económico. Ahora, bajo la dirección de Pierre-Alain Blum, nieto del fundador, Ebel produce también relojes de pulsera para Cartier. Entretanto, la empresa ha pasado a formar parte del grupo francés de artículos de lujo Louis Vuitton Moët Hennessy, abreviado LVMH. Gracias a la amplia red de marcas de lujo participantes, la dirección de Ebel puede establecer valiosos contactos y manifestar su condición de marca de relojes de lujo. Desde 2003, Ebel forma parte del Grupo Movado. Además de Concord, Hugo Boss, Lacoste, Scuderia Ferrari y Tommy Hilfiger, Ebel y Movado forman la parte más evidente de los relojes de lujo de la empresa.


Cuando los arquitectos filosofan


Desde el principio, la empresa ha dado gran importancia a la apariencia de los modelos que produce. No obstante, los relojes de la marca Ebel ofrecen una gran calidad. La gama de productos de Ebel está certificada por el Contrôle officiel suisse des chronomètres (COSC), una norma que no cumplen todos los fabricantes de relojes. Pero el hecho de centrarse en relojes bellos y únicos lleva a la empresa a dar en el clavo en una frase: se autodenominan "arquitectos del tiempo".

Creemos que esto da en el clavo, porque desde 1911, los relojes Ebel han destacado especialmente en el mundo femenino. La filosofía de la empresa calza como un guante. El fino emblema con las E abrazadas se encuentra hoy en día en las calles comerciales más elegantes del mundo y recuerda siempre a una empresa cuyo corazón late al ritmo de nuestro tiempo.


Subscríbete a nuestro boletín